Bautizo y transferencia del Buque de Instrucción Marítima (BIM) “Capitán Williams”

BIM (2).jpg

El Buque Escuela “Capitán Williams”, primer barco de instrucción civil marítima de Chile, fue bautizado y transferido en comodato a la Fundación Almirante Carlos Condell, el pasado viernes 16 de noviembre en una ceremonia realizada en el muelle de Chonchi.

La nave que fue construida e implementada gracias al trabajo en conjunto de ARMASUR, ONG Canales, Fundación Irarrázaval y Fundación Carlos Condell es pionera a nivel nacional, entrará en funcionamiento y será utilizada para efectos educativos por los alumnos de las especialidades que dicta el Instituto del Mar Capitán Williams (IDEMAR) de Chonchi.

En la oportunidad, Aníbal Vial, Gerente General de la Fundación Irarrázaval manifestó estar muy contento y satisfecho por el arduo trabajo realizado de manera colaborativa por varias organizaciones del mundo privado en beneficio de la educación técnica.

“El Buque de Instrucción Marítima o Buque Escuela es sin duda, una gran contribución para la educación de nuestro país, para la tan relevante formación de técnicos, en este caso en especialidades marítimas, para quienes integrarán las futuras tripulaciones de la marina mercante del sur Austral de Chile”, aseguró Aníbal Vial.

Por su parte, José Fernando Chamorro, director del Instituto de Mar "Capitán Williams", indicó que el BIM beneficiará directamente la formación de técnicos de nivel medio de la especialidad de Tripulación de Naves Mercantes y especiales, permitiendo a los complementar la teoría con la práctica. “Esto gracias a que esta aula-taller navegante, cuenta con un moderno  equipamiento, instrumentos y elementos de un buque, necesarios para el estudio y las prácticas de las distintas actividades y ejercicios de la operación de una nave mercante”

Buque de Instrucción Marítima (BIM)

El barco fue donado el año 2016 por Patagonia Wellboat y fue completamente refaccionado en el astillero Skorpios, ubicado en el sector de Chinquihue de Puerto Montt. Hoy en BIM ya está en manos de la Fundación Almirante Carlos Condell, sostenedora del IDEMAR, y totalmente  activo para ser utilizado por sus alumnos y por otros estudiantes de establecimientos vinculados al gremio naviero del sur austral.

El financiamiento para la refacción y el equipamiento de la nave ha sido entregado por los asociados de ARMASUR y por la Fundación Irarrázaval. El aporte de esta última fue canalizado en la fase de acomodación del barco con fines educativos, considerando tecnología de punta que garantiza las mejores condiciones y espacios para aprender.

La nave cuenta con radar, ecosonda, carta electrónica con GPS, RadioVHF, Radio HF, Navtex, Anemómetro, Sart, EPIRB y compás satelital. A esto se suma dron para toma de imágenes aéreas; un robot submarino (rov); y un banco de baterías que se abastecerá con paneles solares ubicados en la cubierta, más una planta de tratamiento de las aguas grises de la nave, que permitirán que los estudiantes se familiaricen con las energías limpias y las mejores prácticas medioambientales.