Alumnos del Colegio Obispo Labbé obtienen segundo lugar en nacional de talentos digitales

El Colegio Diocesano Obispo Labbé de Iquique obtuvo el segundo lugar a nivel nacional de “Creadores”, el primer Premio de Talentos Digitales que busca visibilizar a las mentes creativas de nuestro país en etapa escolar. La iniciativa es organizada por laFundación Kodea, Diario El Mercurio, Televisión Nacional de Chile y Medios Regionales.
 
El equipo del Colegio Diocesano Obispo Labbé compuesto por los alumnos Dylan Cortés y Chrispin Meneses, y el profesor tutor Víctor Flores, presentaron el proyecto “Una vida larga y saludable”, que busca por medio de maquetas automatizadas de órganos del cuerpo, advertir a las personas sobre los daños a la salud que produce el consumo de ciertas sustancias tóxicas.
 
“Este reconocimiento es muy significativo, ya que estuvimos a punto de ganar un importante concurso a nivel nacional. Estamos conformes por la participación que tuvimos, ya que nos esforzamos y además, fue una experiencia para los estudiantes viajar a Santiago”, asegura el profesor Víctor Flores.
 
El concurso contó con la participación de 2.200 postulantes de Sexto Básico a IV Medio, resultando el equipo del Colegio Diocesano Obispo Labbé ganadores regionales y representantes en la gran final nacional donde obtuvieron el segundo lugar. La premiación se desarrolló en el auditorio de TVN en Santiago.
 
Es preciso mencionar que el primer lugar fue para el proyecto “Braille Printer Machine”, del Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás de la región de Ñuble, quienes presentaron una impresora braille programada con Arduino. Mientras que el tercer puesto lo obtuvo el proyecto “La felicidad de las bacterias”, solución presentada por alumnos del Liceo Antonio Hermida Fabres de la Región Metropolitana, que consiste en la producción de energía eléctrica, generación de abono para cultivos y bio-remediación de las aguas residuales por medio de un sistema de celdas de combustible biológicas totalmente ecológicas, que obtiene la energía de las bacterias.